Métodos de difusión. Concepto de cliente externo y cliente interno.

Si bien no es inherente al curador el marketing y la difusión de una muestra o evento, es lógico pensar que se trabaja en equipo por lo que tener estos temas en cuenta es muy importante. Es que la idea conceptual debe ser difundida de manera clara y concisa. Comunicar es pensar para dirigirse a un público puntual, cliente externo. Dado que vamos a utilizar las herramientas de diseño gráfico o de video en redes, no nos olvidemos de incluir “key words” (palabras clave para hacer contacto), lenguaje de señas (o del tipo braile si va impresa) para el público con capacidades diferentes además del lenguaje inclusivo. En la comunicación dentro del museo o centro cultural debemos pensar en la cartelería y/o en el audioguía con app en el celular invitando a ver las muestras en las salas; ya en las mismas, audios que se disparen con nuestra presencia a través del accionar de células fotoeléctricas por panel o vitrina.

En la comunicación debemos sumar el flyer que difunde la muestra, que estará tanto en redes sociales como en otras plataformas. Además de contar con los datos duros -fecha de inauguración y cierre, nombre del artista y de la muestra, dirección, teléfono, página web del lugar con días y horarios- debe tener un pequeño párrafo o abstract que nos ayude a entender de qué se trata. Lo mismo vale para el banner o publicidad en la vía pública.

Es recomendable un título atrapante y que llame la atención, como su imagen y color. Esto también aplica para el catálogo o libro, que es la pieza que el visitante se lleva y que actúa como ayuda memoria al pasar los años. El material, formato, tamaño e información que debe tener una pieza gráfica de mano deben permitir un sencillo traslado y guardado, aunque actualmente por medio del celular cualquier imagen o texto pueden ser llevados y conservados. También es posible buscarlos por Internet. Pero el objeto físico promete una intensidad en nuestra memoria muy diferente… como un sello.

Creo en el marketing a corto y largo plazo dado que varía de esa manera sus objetivos. A corto plazo, sabemos que es para la parte del público visitante de una determinada muestra. A largo plazo, se asocia a la institución y plantea una construcción de vínculo. Fideliza a partir de un encuentro potente y grato en cada visita. Pensemos a qué museos o centros culturales hemos ido en repetidas oportunidades… aquí y en el exterior…

Lo que hoy llamamos “customizar” la muestra es, tal vez, contar con visitantes frecuentes a los cuales “premiaremos” con una entrada diferenciada (y quizás sólo para las muestras temporarias) o con ventajas puntuales como horarios y visitas especiales que no tendrá el visitante esporádico, que la mayor parte de las veces abona su entrada tanto para las muestras temporarias como las permanentes.

La idea también aplica a las empresas auspiciantes, las que nos acompañan durante todo el año diferenciándolas con las que están presentes en alguna muestra en particular.

A estos convenios se suman los restaurantes o cafeterías de los museos o sus espacios de venta de souvenirs, en shops y librerías. Como la librería especializada en arte Asunto Impreso, que tenía sedes tanto en el Centro Cultural Recoleta y en el Museo Nacional de Bellas Artes: contaba con los libros y catálogos de las muestras presentes y pasadas de cada espacio. Y cada tanto, hacía una barata de catálogos de años anteriores a precios muy convenientes!!

La inauguración es un muy buen momento para hacer contactos y relaciones públicas (RRPP) ya que nos posibilita un encuentro muy especial para que nos conozcan, desde nuestro rol y el de la institución. De esta forma, he podido conocer muchísimos artistas y también surgieron oportunidades para realizar otros trabajos. Para esto, es indispensable contar con tarjetas profesionales asociadas a la institución y que posean todos los datos de contacto, tanto del museo como personales.

Para conocer los gustos de nuestros visitantes y para hacer contacto con ellos, el cuaderno de firmas, la página web o cualquier red social de la institución valen como soporte de comunicación.

En la muestra Testimonios de Buenos Aires, sobre la prensa de las colectividades en periódicos, publicaciones y en radios, hemos desarrollado una gran variedad de posibilidades de contacto para nuestros visitantes. Había una enorme pared disponible para dejar mensajes, otra con post-its y máquinas de escribir con canastas para contener los papeles mecanografiados, entre otros recursos comunicacionales. Se pueden apreciar en este video presentación https://www.youtube.com/watch?v=NGpSDuNITtI (**)

(**) Video producido por Tomás Wengrowicz

Llamamos cliente interno al personal asociado a la institución. Son las personas que trabajan junto con nosotros y con los que conformamos el equipo: directores de área, asociación de amigos, diseñadores (gráficos, industriales, multimedia, etc), constructores, restauradores y/o conservadores, guardias de sala, educadores, voluntarios y personal de limpieza, entre otros. Es importante conservar la armonía dado que con todos ellos o con algunos trabajaremos intensamente para lograr el objetivo, un evento o una muestra. Cada uno desde su rol y con especificidad en la tarea. Para esto, es deseable prepararlos con diferentes herramientas comunes a todos y, así, estar alineados en una metodología y en un concepto a través del trabajo. Métodos posibles pueden ser charlas o actividades grupales que se enfoquen en idiomas, Couching, Mindfulness y Programación Neuro Lingüística (PNL). También puede ser útil practicar yoga o Chi Qung con el fin de acercarnos, fortalecer al equipo y lograr cohesión grupal.

Ya hemos comentado la importancia de contar con un personal entrenado que permita llevar a cabo las visitas guiadas y los talleres en sus múltiples posibilidades y enfoques, tanto dirigidas a chicos como a adultos mayores. La Fundación Navarro Viola https://fnv.org.ar/ se ocupa de adultos mayores en varios aspectos. Por ejemplo, trabaja para integrarlos a diferentes museos con el fin de prepararlos para realizar visitas guiadas dirigidas a sus pares en diferentes instituciones.

Agrego específicamente el caso de los voluntarios, en general estudiantes próximos a recibirse o recién recibidos. La experiencia tanto en el Museo de la Mujer como en el Museo de Arquitectura fue excelente para ambas partes!! Hay una serie de requisitos a cumplimentar, dado que está regulado por el Gobierno de la Ciudad para instituciones museos con una capacidad limitada, con tareas y roles pre asignados y en un período de entre uno a dos años, para después evaluar el desempeño que servirá como antecedente laboral.

En definitiva, crear vínculos con el fin de motivar, asociar y acercar tanto al visitante como al benefactor forma parte del logro de conectar al cliente externo con el cliente interno afianzando los roles de cada una de las partes y para llevar adelante cualquier institución.

Frases síntesis pieza gráfica de mano- hacer contactos - personal entrenado

Palabras asociadas “customizar” - voluntarios –inauguración - flyers

Imágenes asociadas

Flyers - invitaciones por Internet

Soportes que comunican, exhiben y venden:

(*) Máquina de arte. Antiguo dispenser cuyas obras de arte originales, del mismo tamaño de los paquetes de cigarrillos, estaban a la venta. (*) Máquina de arte. Antiguo dispenser cuyas obras de arte originales, del mismo tamaño de los paquetes de cigarrillos, estaban a la venta.

Vía Postal era una de las tantas marcas de postales que eran exhibidas en una red de dispensers distribuida en librerías, museos y centros culturales de la ciudad de Buenos Aires y que oficiaban de puntos publicitarios de exhibiciones, eventos y presentaciones.

(*) Son trabajos no propios tomados como referencia