Para incluirlos es fundamental saber cuáles, cuántos, dónde y cómo colocarlos y a quienes van dirigidos para lograr un determinado objetivo comunicacional. Las mismas decisiones debemos tomar respecto de su sistema de fijación, pegado o ploteado.

También es necesario resolver la caligrafía, el diseño de las letras: se puede hacer uso de maestros calígrafos o lettering -Silvia Cordero Vega http://silviacorderovega.com/; Martina Flor http://www.martinaflor.com/ - y debemos definir tamaños, paletas de colores y espacio de interlineado, entre otras variables. Con el tiempo, la experiencia nos indicará sobre la conveniencia de la extensión de textos y el tamaño de letras para leer en diferentes ubicaciones de la sala.

No debemos olvidar los recursos que tiene el visitante si quiere saber más (more about), que pueden ser textos en tamaño diferenciado, paneles anexos, bloc de hojas que podemos ir llevando, páginas web y sitios asociados a la muestra.

En este rubro quiero destacar el rol del Curador Editorial. (Natalia Silberleib @natisilber): se ocupa, como todo editor, de conformar el mejor texto para la gráfica de la muestra, el catálogo o su web.

Me acuerdo que en el Museo del Prado, de manera muy simpática, en cada sala había una pequeña cajita que por un euro salía un texto que sumaba datos a lo que estábamos viendo. También, una caja anexa para catálogos al lado de una escultura de Albert Einstein que está a la intemperie (The Einstein Memorial of the National Academies, https://www.nationalacademies.org/). O una caja con tapa, con un libro, al lado de un banco para sentarse cerca de una tumba de una escritora, en un cementerio, en el lago Kineret, en Israel.

Un soporte muy interesante que encontré, para una muestra, es texto en papel de servilleta que sale de a uno desde su servilletero. Lo asocio al tema de algunos plegados muy creativos para catálogos o pieza de mano (lo que el público se lleva).

Los textos que acompañan cualquier muestra son necesarios más allá del sistema de audio que complemente la información. Pensemos en no más de 200 palabras y en contar con una frase núcleo. Ayuda mucho y de manera didáctica usar líneas de tiempo que pueden estar ploteadas en pared o mesa junto a catálogos o eventos en gráfica.

Nos basamos en que una obra de arte debe tener visible -a modo de epígrafe- nombre del artista, fecha de realización, técnica utilizada e incluso datos como a quien perteneció o de qué museo o colección proviene. A veces, también cuenta con el dato del país o historia asociada. Esto mismo debemos tener en cuenta si es una muestra de un solo autor: saber su historia/biografía o evolución a través de la obra.

Los métodos utilizados, como mencionamos antes, pueden ser una recta histórica (ploteado gráfico-Garabito- Fundación OSDE).(*)

O dibujado en la pared. Centro Cultural de España en Buenos Aires (CCEBA http://www.cceba.org.ar/ ) “… Enfrente y en otra pared blanquísima se traza una línea recta desde donde se desprenden flechas que marcan año tras año distintas acciones emprendidas por mujeres y que vienen a repetir lo colocado en el desplegable a modo de instalación…”. Este párrafo describe dicha herramienta gráfica y es parte del artículo El Mapa de nuestros pasos https://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/las12/13-8229-2013-08-09.html

O textos aclaratorios (ploteados de corte).(*)

Como transmisores de significado podemos mencionar el uso de color según etapas, o paredes de fondo. El tamaño y tipo de letra forma parte de las elecciones que el curador debe hacer, además de la producción y análisis de textos.

Tamaño, color de los textos, espacios de interlineado y gráficos deben pensarse en función de la distancia a la cual se colocará el visitante. Las mismas definiciones debemos hacer si se trata de esculturas cuyas bases a veces se utilizan para soporte de textos (realmente son muy poco eficaces) o en paredes lejos de las obras. Un ejemplo concreto es un esquema o gráfico con números, donde se señala ubicación de obra y su epígrafe asociado. Resulta muy ineficaz.

Aclaro que el tema de los pedestales es de vital importancia dado el grado de seguridad que deben proveer tanto para el público como para las esculturas que sostienen.

Muchas veces, se colocan separadores entre el público y las obras de arte; pueden ser vallas, cordones o, simplemente, marcas en el piso. Los guardias de sala son, en muchos casos, vallas humanas…

Los banners o carteles exteriores son parte de las elecciones gráficas que hacemos. Debemos tener en cuenta títulos, imágenes e información para el público que pasa.

Y si el tema es comunicar, hay obras especialmente realizadas para no videntes -por ejemplo las pinturas de Patricia Krasbush, realizadas para ser tocadas ya que cuentan con mensajes en braile. También hay museos en Corea que cuentan con réplicas talladas en madera y en braile de ciertas obras pictóricas para que puedan interpretar formas, colores e intensidades al ser tocadas.

Parte de la gráfica que acompaña una muestra es la utilización de una técnica llamada Trompe l´oeil. En general, son pinturas que imitan casi a la perfección objetos, paisajes, etc. Hay grandes pintores que se ocupan especialmente y muy bien (María Pia Suarez Caviglia).

Lo mismo ocurre con la gráfica, que puede innovar la imagen de una muestra con ploteos creativos (tanto textos como dibujos o gráficos).

Las publicaciones de Libros de artista y de Fotolibros pueden acompañar una muestra o ser una muestra en sí misma. Ambos son expresiones individuales y únicas.

Frases síntesis imágenes de textos, ploteado de gráficos. More about, líneas de tiempo

Palabras asociadas separadores, caligrafías.

Imágenes asociadas