Recursos disponibles. Diseño y semiótica

Continuando con el capítulo anterior, quisiera puntualizar esa “marca registrada” que tiene cada curador o curadora.

Esa impronta se genera con la experiencia y trabajando con la personalidad que poseemos. Y se refleja en la utilización de ciertos “tips” como textos explicativos; información asociada o extra; iluminación puntual o general; recorridos marcados, sugeridos o libres; selección de obra y/o de artistas y títulos atractivos o muy conservadores.

El diseño que se basa en lo sensorial -como el color de paredes, la utilización de perfumes o aromatizadores, pisos con materiales crujientes o suaves- repercute en la memoria emotiva que se lleva nuestro público y que hace que permanezca como un sello. A esto llamo utilizar la semiótica o signos que transmiten puntualmente mensajes no dichos pero sí expresados mediante otras herramientas, relacionados o no con nuestra cultura.

Como ejemplos imperecederos está la muestra de Yoko Ono, que llegó a Buenos Aires en 1998, en donde realizó dos instalaciones. Una estuvo en el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires (MAMBA): en la sala, la imagen principal se dividía en dos, separada por una línea imaginaria. Había pequeños ataúdes de madera de los que salían árboles y un espacio con bancos de plaza acompañado por sonidos de pajaritos. Según donde uno planteaba la vista, tenías un bosque o un cementerio…

La otra fue en el Centro Cultural Recoleta. Allí Yoko Ono invitó a participar de su instalación con piedras inscriptas en un cuadrado, que apiladas representaban en una, los buenos momentos o pensamientos y en otra, los malos momentos o pensamientos del día …o de la vida… Ambas instalaciones fueron de alto impacto emocional.

Algo similar -en el plano sensorial- fue pasar caminando por un profundo camino de pelotitas de telgopor por el cual te trasladabas acompañado por luces y sonidos en el Museo Nacional de las Artes del siglo XXI (MAXXI) de Roma, realizado por la arquitecta Zahad Hadid, en 2014. http://www.maxxi.art/multi/es_maxxi.html

El uso de tecnología como pantallas, retroproyectores, arte digital o audios complementa la visión que tengo de una muestra, aunque no puedo negar la utilización de estas herramientas para definir una exposición en sí misma. Un ejemplo son las pantallas gigantes que disfruté en The Whitney Museum of American Art, en Nueva York, en 2018, https://whitney.org/ con programas de arte electrónico con figuras en movimiento cuyas imágenes nunca eran iguales.

Pantallas gigantes con imágenes y sonidos creadas por programas electrónicos (*)

Aquí se han realizado muchas de esas experiencias en el Espacio Pla, dedicado al arte y a artistas digitales https://www.espaciopla.com/. O aquella idea tan vista como una pila de televisores, pantallas con software de búsqueda o para enviar fotos a nuestro Facebook o e-mail, como está implementado en el centro de visitantes en los acantilados de Moher-Irlanda: con distintas pantallas interactivas podemos hacernos alguna foto trucada con sus paneles chroma.

No pensemos que las pantallas compiten con las obras en 2D pues más de una vez son utilizadas para mostrar imágenes que de otra manera sería imposible acceder; por ejemplo, la historia del diseño en el Museo de Arte y Diseño de NY https://www.madmuseum.org/ o para ver un sinfín de fotos en una pantalla de dimensiones generosas y enmarcada como cuadro en una galería de Varsovia, Polonia, especializada en fotografía.

Es innegable el crecimiento de las técnicas digitales que hace tiempo incursionan en festivales, ferias, concursos o residencias.

El tema del audio supera la complementariedad, porque es una excelente herramienta para entender lo que se está viendo con auriculares conectados o por medio de nuestro teléfono celular (vía bluetooth o wifi).

https://www.museummate.com/en/easyguide/ empresa de audioguia a través del smartphone que no necesita conexión a internet.

Muchas veces, los sonidos o la música son parte fundamental de la muestra: frases ad-hoc susurradas en un túnel de tela sobre diferentes tipos de violencias, en la sede de la galería Federico Klemm http://www.fundacionfjklemm.org/ , por ejemplo. O una tela especialmente preparada con sensores al tacto y que emite diferentes sonidos, en el Centro Cultural San Martin http://www.elculturalsanmartin.org/ a cargo de Fernando Nicolosi fernicolosi@gmail.com

Frases síntesis sensaciones asociadas - marca registrada

Palabras asociadas signos – tecnología

(*) Son trabajos no propios tomados como referencia